Páginas vistas en total

miércoles, 30 de abril de 2014

LA VERDAD SOBRE " TITO LASTARRIA", EL VAMPIRO DEL CEMENTERIO UNO DE RANCAGUA

Este blog también tiene de historia y de genealogía, así que aprovecho esta vez para contar mis descubrimientos sobre el famoso vampiro del Cementerio Uno de Rancagua, la animita del TITO LASTARRIA, ese gran mausoleo amarillo con puertas metálicas negras, con sus murallas completamente rayadas de mensajes y peticiones para el animita del vampiro, y quien según la leyenda resucitará el día en que las cuatro cruces que coronan el mausoleo se caigan. Hoy sólo queda una de ellas, el terremoto del 27 de febrero de 2010, botó una tercera cruz.
     Todos los rancaguinos sabemos de quien estoy hablando, ¿ quién no ha ido a visitar esa tumba, tan sólo para leer los mensajes o para escribir algo en ella?. Pero la pregunta es: ¿ quién era Tito Lastarria?, ¿ a qué se dedicaba?, ¿ era rancaguino? . Si buscamos en internet encontramos una teoría sobre quien era Tito Lastarria, y en todas ellas se repite que Tito era don Lisandro Lastarria, prestamista, Alcalde de Rancagua y que fue enterrado vivo por sus deudores. Pero ese es un error. Don Lisandro Lastarria no es Tito Lastarria, ambos son dos personajes diferentes, y les daré las pruebas. Quizás el error se produzca por que Lisandro Lastarria está enterrado también en el mausoleo de Tito Lastarria, y la razón para que ello se produzca es simple: LISANDRO LASTARRIA ES EL PADRE BIOLOGICO DE TITO LASTARRIA.
       Tito Modesto Zenobio Lastarria Bravo nació en Rancagua cerca de 1864, era hijo de Lisandro Lastarria y de Rosalía Bravo, pero si usted busca su bautizo en los archivos parroquiales de Rancagua no lo va a encontrar como Tito Lastarria, sino como Tito Bravo. Fue bautizado en Rancagua en  Junio de 1864 como Tito Modesto Zenobio Bravo, hijo natural de Rosalía Bravo y " de padre no conocido". ese padre no conocido era don Lisandro Lastarria, quien lo ayudó en su crianza, y luego cuando Tito Lastarria fue mayor lo ayudó a entrar a la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, donde Tito Lastarria ( ya con su apellido paterno), se graduó de Médico.
        Una vez graduado, se fue a Melipilla a ayudar en un lazareto, así consta en el libro " Alejandro Venegas y su legado de sinceridad para Chile", Martin Pino, y señala : " El lazareto que se estableció en Melipilla estuvo a cargo de los médicos Jerónimo Segundo Arze y Tito Lastarria" . En la Memoria de la Comisión Directiva del Servicio Sanitario de 1885 confirma el dato y señala que el lazareto estuvo a cargo de Tito Lastarria. Todo esto mientras su padre Lisandro Lastarria se desempeñaba como Alcalde de Rancagua, regidor y posteriormente como encargado de las finanzas de la Municipalidad.
        Pero Tito Lastarria murió joven , tenía apenas un poco más de 25 años , cuando falleció el 6 de marzo de 1890 en Putaendo ( inscripción nº 76 de 1890 de defunciones del Registro Civil de Putaendo). La tisis, que ayudó a curar terminó pasándole la cuenta , en el registro aparece el nombre de sus padres: Lisandro Lastarria y Rosalía Bravo, señala que Lisandro vivía en  Rancagua en la Plaza de los Héroes ( en la esquina de Estado con la Plaza, donde hoy se encuentra la plazoleta que está fuera de los edificios de departamentos, frente al edificio de la Intendencia), dicha propiedad se mantuvo en propiedad de la familia Lastarria desde antes de 1823 cuando la compró  Miguel Lastarria ( abuelo de José Victorino LAstarria y bisabuelo de Lisandro). La defunción señala que fue enterrado en el Cementerio Parroquial de Putaendo.
               Por eso, hasta ahora no se había encontrado registro de Tito Lastarria en Rancagua, ya que fue bautizado como Tito Bravo , nunca se casó y murió en Putaendo.
           Ahora bien, no sabemos si el cádaver de Tito Lastarria fue trasladado a Rancagua, o simplemente su padre levantó el mausoleo en honor a su hijo médico. Lisandro Lastarria por su parte, falleció en Rancagua en 1901, soltero, y según la secretaría del Cementerio Uno, fue enterrado en el mausoleo de Tito Lastarria.
                La gente, el pueblo que conoció la labor de Lisandro Lastarria fue quien comenzó a crear la leyenda del vampiro, mezclando dos personas, padre e hijo en una imagen gótica, con sed de venganza, pero que a la vez cumple las peticiones de los rancaguinos.
               Señores, esta es la verdadera historia de Tito Lastarria.
 la tumba de Tito Lastarria

 gente leyendo los mensajes en la tumba de Tito Lastarria
 foto de la inscripción de defunción de Tito Lastarria , en el extremo superior. ( se ruega agrandar la foto) 

Ebles Mancer, Rancagua, 30 de abril de 2014.-